En Geosai, somos expertos en materiales de construcción para proteger el subsuelo y el medio ambiente en general, como lo son la tubería pead, la geomembrana de polietileno, geotextil, geomalla y proyectos de sustentabilidad en obras civiles, rellenos sanitarios y asesorías, por lo que si tienes un proyecto que requiera de estos servicios, el texto que te mostraremos a continuación será de tu interés.

El geotextil puede ser definido como un material polimétrico, plano y flexible cuyo uso principal es en la rama industrial y, en las obras de ingeniería civil, este es empleado en el suelo y en los materiales de construcción de uso biotemático. La fabricación de un geotextil se realiza con polímeros sintéticos, ya que los naturales no pueden resistir las condiciones climáticas, además, de que su degradación es muchos más rápida, en cambio los componentes como el poliéster y el polipropileno de un geotextil sintético, permiten una vida útil, mucho más larga, y una mejor protección de la obra.

El primer prototipo de geotextil del cual se tiene registro, aparece en 1960 y este fue utilizado en la obra de varios puertos navales y marítimos en Holanda, el destino principal de estos textiles era la filtración y el drenaje. La implementación de este fue un éxito total, por lo que su uso no se detuvo y su popularidad comenzó a crecer y a expandirse en todo el mundo, en especial, en la rama de la ingeniería civil. En Estados Unidos y en Europa, se comenzó a utilizar el geotextil en las obras de ingeniería civil, lo cual permitió que se realizarán varias mejoras y avances en la tecnología de la fabricación de las mismas, ampliando su uso a la separación de terrenos y al refuerzo de los mismos.

El nombre de geotextil se lo debemos a un ingeniero francés, G.P. Giroud, quien comenzó a referirse a él, de esta manera, desde 1977, durante el congreso de geotecnia y textiles que se llevó a cabo en la ciudad de París. Desde este punto, el geotextil no ha dejado de evolucionar tecnológicamente, las aplicaciones de la misma también se han ampliado y sus beneficios en la industria y en las obras civiles han crecido, haciendo de este elemento, uno de los más usados.

Las principales características  que distinguen a un geotextil, como la mejor opción para las ramas de la ingeniería, son la resistencia, la gran capacidad de filtración y una vida útil larga, además, de que comienza a funcionar desde el momento en el que es colocado, haciéndolo aún más efectivo. De estas características, la que más sobresale es la de la filtración, ya que el geotextil retiene partículas que se pueden llegar a filtrar en el agua, siendo de gran ayuda para la ecología, ya que, además, es capaz de retener arena y granos, finos o gruesos, sin que estos presenten un peligro para su composición.

La otra gran ventaja que ofrece, como lo mencionamos anteriormente, es la separación, ya que esta permite dividir capas del suelo con varias composiciones, evitando así, la mezcla de los materiales; también cuenta con una gran capacidad de drenaje, evitando que se formen charcos que puedan afectar la construcción. Un geotextil es un excelente material que permite el refuerzo, aumenta la capacidad de resistencia y proporciona más estabilidad a la construcción.

Es un excelente material de refuerzo, pues aumenta, en gran medida, la capacidad de resistencia al corte del suelo,  también proporciona una excelente protección, pues es extremadamente resistente a las rasgaduras o perforaciones y soporta bastante bien el desgaste del mismo material al contacto con las condiciones climáticas y con la superficie. Este conjunto de características, es lo que ha hecho que un geotextil se haya podido posicionar como el favorito para las construcciones y obras civiles, pues deja muy atrás a otro tipo de materiales de construcción. El uso del geotextil sigue creciendo, pues su costo es más accesible, su uso es más sencillo y tiene más puntos a favor, los cuales, describiremos a continuación:

Está hecho de un material muy ligero, por lo que el traslado y la colocación del mismo, no resulta un problema en la logística de la construcción, al contrario, un geotextil permite ahorrar tiempo, espacio y dinero. Su precio es mucho más accesible que el de otros materiales, lo cual, también se ve reflejado en el presupuesto de la obra civil, por lo que el ahorro se ve reflejado en tiempo, mano de obra y en el dinero invertido en este material.

Un geotextil es un material amigable con el medio ambiente, además de que su colocación y funciones, son efectivas para varias necesidades de la industria de las construcciones. Todos estos puntos hacen de un geotextil la mejor opción para cualquier tipo de obra civil, su uso es cada vez mayor y sus mejoras tecnológicas no han dejado de avanzar, permitiendo que este material sea, cada vez, más perfecto y útil para este ramo.

Si deseas conseguir el mejor geotextil del mercado y que se adecue a tus necesidades, entonces estás en la página adecuada, pues en Geosai contamos con materiales de la más alta calidad, manufactura y con una larga vida útil. Si requieres de más información sobre todos nuestros materiales para construcción, así como sobre nuestros servicios, la aplicación y usos de los mismos, te invitamos a leer las entradas que en el blog hemos compartido, ahí podrás encontrar datos útiles que podrán ayudarte a conocer más sobre nuestra empresa. ¡Te esperamos!

Posts recientes