tubo1La búsqueda del balance entre el costo, funcionalidad y vida de servicio, para alcanzar el mayor beneficio de la inversión en la construcción de redes de conducción, ha llevado a un análisis minucioso durante la etapa diseño, considerando varias aspectos; desde el tipo de uso que se dará a la red, las características particulares de los fluidos o materiales a conducir, así como las condiciones a las que estará sujeta la red para su funcionamiento.

La determinación del material para el proyecto, se deberá basar en el análisis de la resistencia a la corrosión, la fuerza estructural, las características hidráulicas, y vida útil entre otros aspectos, siendo el polietileno uno de los materiales que cumple satisfactoriamente con las propiedades anteriores, para su uso en proyectos de redes de gas, agua potable, sanitarias, eléctricas, sistemas de riego y minería entre otros.

La TUBERÍA DE POLIETILENO DE ALTA DENSIDAD ó TUBERIA PEAD se fabrica por medio de extrusión de polietileno, el cual es un termoplástico no polar, semi-cristalino con distintos grados de reticulación, que se obtiene por medio de la polimerización del gas etileno, producto del craqueo de la nafta del petróleo, y plastificantes, los cuales incluyen negro de humo para protección solar.

Durante los últimos años el uso de TUBERÍA PEAD se ha incrementado debido a sus propiedades y ventajas en comparación con otros materiales tradicionales como acero, concreto, PVC, entre otros. Por motivos técnicos y económicos el notable desarrollo y amplia difusión de las conducciones a base de polietileno se puede atribuir a las características especiales del material, de las cuales destacan las siguientes:

Durabilidad
La TUBERÍA PEAD, está diseñada para una vida útil mínima de 50 años considerando que trabajaran enterradas a 20° C, sin embargo se puede concluir que su vida útil es mucho mayor, considerando que a partir de 0.80 m de profundidad dejan de influir sobre ésta, las condiciones de temperatura ambiental.

Alta resistencia a la abrasión
Se ha demostrado que la TUBERÍA PEAD al ser sometida a flujos abrasivos, posee una mayor resistencia al desgaste en comparación con tuberías de acero y concreto, es por esto que en los últimos años, su uso en la industria minería se ha incrementado.

Gran flexibilidad
La TUBERÍA PEAD, permite sensibles variaciones de dirección con curvaturas en frío sin necesidad de accesorios, adaptándose a trazados quebrados. Se acomoda al terreno sinuoso y se ahorra en curvas y codos.

Ligereza
La TUBERÍA PEAD es fácil de manejar, lo cual permite su transporte y montaje en un menor tiempo, incluso en ocasiones no requiriendo maquinaria para su manipulación, lo que se traduce en ahorros económicos para su transporte e instalación.

Resistencia a la corrosión
Siendo un material termoplástico la TUBERÍA PEAD, por su resistencia a la corrosión y a las incrustaciones, manteniendo constante su sección original, elimina el efecto de pérdida de capacidad de la red por disminución de su diámetro interno, evitando así la necesidad de mantenimiento y el uso de sistemas de protección catódica, disminuyendo de esta manera los costos.

Resistente a productos químicos
La TUBERÍA PEAD es resistente a la mayor parte de agentes químicos, tales como álcalis, aceites, alcoholes, detergentes, lejías, etc., excepto disolventes. No obstante, en aplicaciones para conducción de estos agentes se deberá comprobar su comportamiento con el fabricante.

Estable a las variaciones térmicas
La TUBERIA PEAD es resistente a los rayos ultravioleta, mediante su estabilización por su contenido de negro de humo, lo que lo hace adecuado para redes expuestas a la luz solar.

Estabilidad térmica
La baja conductividad térmica de la TUBERÍA PEAD, disminuye el peligro de heladas de los fluidos en las redes. En caso de helarse el agua de su interior, el aumento de volumen provoca un incremento de diámetro, sin llegar a romperse, recuperándose después del deshielo el diámetro original.

Baja conductividad eléctrica
La TUBERÍA PEAD, son insensibles a las corrientes subterráneas, como podía esperarse debido a su composición química su conductividad eléctrica es pequeña, baja permisividad, y su resistencia dieléctrica es elevada.

Propiedades químicas
La TUBERÍA PEAD está formada por uno de los polímeros más estables e inertes como podía esperarse de su estructura sustancialmente parafínica.

Ausencia de toxicidad
La TUBERÍA PEAD no contiene sales de metales pesados a diferencia de otros plásticos, son inodoras.

Poca rugosidad
Las paredes del tubo pueden considerarse hidráulicamente lisas y ofrecen una resistencia mínima a la circulación del fluido, produciendo pérdidas de carga inferiores a las tuberías de materiales tradicionales. Coeficiente de fricción Manning n=0.009, Hazen-Williams c=150

Uniones
La TUBERÍA DE PEAD requiere pocas conexiones, estas se ejecutan fácil y rápidamente mediante diversos sistemas, destacando; la soldadura a tope, soldadura por electro fusión y unión con accesorios mecánicos.

Desventajas
Baja resistencia a las sobrecargas excesivas
Susceptibles a las dilataciones térmicas
Problemas con conexiones plásticas a base de resina acetílica
No permiten encolado ni unión roscada