El manejo oportuno, inteligente y sustentable de la basura es una prioridad para el cuidado del medio ambiente y de las comunidades, tanto desarrolladas como sub-desarrolladas. Por este motivo el relleno sanitario ha cobrado tal importancia y se ha ido modernizado en las últimas décadas, pues tanto los gobiernos como la iniciativa privada está consciente de la importancia que significan las grandes cantidades de basura que como humanidad generamos.

Pero, entendamos con claridad ¿qué es el relleno sanitario? Esto se refiere a la técnica de disposición final de basura, residuos sólidos, líquidos y los gases que de ellos se producen, en el suelo, para así no generar peligro ni consecuencias molestas para la salud o el bienestar de seres vivos, ya sea humanos, flora o fauna. Y por supuesto también se busca perjudicar lo menos posible al medio ambiente, antes, durante su operación y después de su clausura.

Dicha técnica fue desarrollada a través de procesos de ingeniería para ubicar y confinar la basura en el área más pequeña posible, es decir, compactándola lo más que se pueda y después cubriéndola con tierra diariamente hasta su clausura. Otro aspecto importante que prevé este tipo de manejo de desperdicios es que se evitan los problemas que tanto los líquidos como los gases que se producen por la descomposición de la basura, pueden causar al ambiente.

Este procedimiento fue generado hace mas o menos un siglo en Estados Unidos, y por supuesto a través del tiempo se ha ido perfeccionando y modernizado, actualmente el relleno de esta naturaleza se pone en uso con una instalación especialmente creada y manejada como una obra de saneamiento básico. Los rellenos sanitarios basan su éxito en varios factores como son: la correcta selección del sitio donde ubicarlo, el diseño, las dimensiones y el manejo profesional de su operación.

Existen varios tipos de rellenos sanitarios que serán diseñados y elegidos dependiendo de la comunidad, el presupuesto, los espacios, el equipo con el que se cuenta, etc. Pero los tipos más destacados y comunes son 3:

-Mecanizado: Está diseñado para ciudades grandes que generen de 40 toneladas de basura en adelante. Evidentemente es un proyecto sumamente complejo que requiere una planeación y operación muy específica. No solo se trata de operar con equipo pesado, sino de tomar en cuenta factores tan importantes como las dimensiones del terreno, tiempo de operación, diseño y ejecución del relleno, el equipo que se necesita, gastos de operaciones y mantenimiento, la logística para la recepción de la basura y su confinamiento, etc. Este tipo de relleno necesita equipo muy preciso para el movimiento de tierra, tractores, retroexcavadora, volquete, etc.

-Semimecanizado: Éste se usa para comunidades que generen entre 16 y 40 toneladas de desperdicios y residuos sólidos al día. Aquí se recomienda el uso de maquinaria pesada como complemento al trabajo y la operación manual, esto con el objetivo de que haya una correcta compactación y que el relleno sanitario en cuestión tenga una vida útil más larga.

-Manual: Este tipo de relleno sanitario es usado por comunidades muy pequeñas que produzcan menos de 15 toneladas de deshechos sólidos al día y que no tengan la posibilidad de adquirir o contar con equipo pesado para el manejo del relleno debido al costo de operación y cuidado. Al referirnos a método manual estamos hablando de que una cuadrilla de hombres con herramienta lo pueden realizar.

Para la construcción de un relleno sanitario hay varios factores que influyen y técnicas a utilizar. El primer paso es la selección del espacio y el terreno correcto y que tenga las características técnicas necesarias, como por ejemplo, nivel de profundidad que se puede alcanzar, disponibilidad de tierra para cubrir los residuos, topografía, altura sobre el nivel del mar u otras aguas, etc.

Las condiciones del terreno son indispensables para decidir el método de construcción que se usara, ya sea zanja, área o combinados.

Recapitulemos haciendo una revisión de los principios básicos con los que deben contar los rellenos sanitarios.

-Los deshechos sólidos deben compactarse correctamente antes y después de que se cubran con tierra.

-Diariamente se deberá de cubrir cada nueva capa de basura con tierra o similar.

-Tener un buen sistema de drenaje que maneje oportunamente los líquidos y gases que la basura produce, esto con el fin de mantener las mejores condiciones posibles en el ambiente.

-De igual manera, evitar que el agua de lluvia o posibles desbordes lleguen al relleno.

-Supervisión y mantenimiento constante para asegurar el buen funcionamiento.

Finalmente puntualizaremos las ventajas del relleno sanitario.

-Este método es definitivo y eficiente para el manejo y eliminación de la basura de las comunidades.

-Evita problemas de cenizas y materiales en descomposición en el ambiente.

-Los costos de operación y mantenimiento son generalmente reducidos (dependiendo el tamaño).

-Hay generación de empleo para mano de obra no especializada.

-Depende el terreno, pero es posible ubicarlos relativamente cerca de áreas urbanas y así reducir gastos de transporte.

-Una vez clausurado, el terreno se puede utilizar como parque o campo deportivo.

En Geosai, empresa 100% mexicana, estamos siempre preocupados por implementar procesos y materiales que sirvan en pro del medio ambiente, a la vez que tienen un uso útil para el ser humano. Llevamos más de 20 años de operaciones, lo que nos ha permitido conocer el negocio y de esta manera ampliar nuestro alcance para cubrir los mercados ambientales, industriales, de arquitectura del paisaje, decorativos y de infraestructura. Te invitamos a que nos conozcas y trabajemos juntos.

Posts recientes