¿QUÉ ES UN RELLENO SANITARIO?

Un relleno sanitario es un lugar especialmente destinado para disposición final de basura u otro tipo de desechos. El fin de un relleno sanitario es disminuir el impacto ambiental, económico y social que genera la basura. El Relleno Sanitario deben considerar ciertos tratamientos, por ejemplo: los líquidos producidos, la quema de gases por descomposición (metano), la reforestación del área y el control de olores.

Conforme se va agregando la basura, esta debe ser comprimida por una maquinaria y posteriormente cubierta con tierra u otros materiales, tales como geomembranas. Dichos materiales son láminas impermeables hechas a partir de diferentes resinas plásticas, las cuales ayudan a manejar los residuos generados por la basura, de una forma responsable sin que dañe el medio ambiente.

relleno sanitario

Una Geomembrana también se define como un recubrimiento, membrana o barrera de muy baja permeabilidad usada con cualquier tipo de material relacionado aplicado a la ingeniería geotécnica para controlar la migración de fluidos en cualquier proyecto, estructura o sistema realizado por el hombre.

Estos materiales por su resistencia a la acción química, son los más indicados en aplicaciones de recubrimiento, como por ejemplo rellenos sanitarios, túneles, reservorios, tanques para almacenamiento de líquidos, lagunas de oxidación, etc. Alcanzando mayor durabilidad que otros polímeros cuando se encuentran expuestos a condiciones ambientales, intemperismo y al ataque químico.

Igualmente, existen Geomembranas con características técnicas especiales; por ejemplo:

Alta flexibilidad para el recubrimiento de túneles

Texturizadas para desarrollar más fricción con el suelo cuando los taludes a recubrir tienen pendientes importantes

Con aditivos especiales para retardar la combustión en aplicaciones donde se requieran materiales de construcción con flamabilidad controlada, etc.

INSTALACIÓN DE GEOMEMBRANA EN UN RELLENO SANITARIO

Para que se realice una correcta instalación de Geomembrana en un relleno sanitario debe considerarse lo siguiente:

Condiciones generales

Se debe tener especial cuidado al preparar la superficie sobre la cual se instalará la Geomembrana, el terreno debe ser revisado y evaluar las condiciones de la superficie. Es importante que el proveedor o contratista del movimiento de tierras sea el responsable de preparar la superficie de acuerdo con las especificaciones necesarias para efectuar la instalación.

La superficie a ser impermeabilizada debe estar libre de rocas o piedras, puntas, raíces o cualquier otro elemento punzante que pudiera llegar a perforar o rasgar la Geomembrana. Además la superficie en donde se instalará la geomembrana debe estar preparada de manera que no presente irregularidades o presencia de vegetación.

Para mejor funcionamiento de la geomembrana es necesario garantizar la estabilidad del terreno para la obra, como estabilidad de los taludes, y estabilidad en general, así como los sistemas de drenaje necesarios.

Cualquier daño en la superficie causada por condiciones de clima u otras circunstancias, debe ser reparado para evitar que el lixiviado traspase y contamine. Bajo ninguna circunstancia se extenderá́ Geomembrana en áreas no apropiadas de acuerdo con lo expuesto anteriormente.

En caso que el terreno presente más rugosidad, sería necesaria la colocación de un geotextil no tejido de mínimo 200 gr/m2. La empresa instaladora revisará la superficie y dará un visto bueno por escrito como señal de las condiciones óptimas para la instalación de la Geomembrana.

Para sujetar la Geomembrana se realiza una zanja de anclaje que será excavada con las dimensiones previstas en el diseño. Si la zanja de anclaje se ubica en una superficie inestable, se excavará, por día, la longitud de zanja necesaria para anclar el material de ese día.

Los sitios donde la Geomembrana ingrese a la zanja deben estar libres de irregularidades y protuberancias, para evitar potenciales daños al material. El relleno de la zanja se debe efectuar en el momento en que la Geomembrana está en su estado de mayor contracción para evitar posibles daños por inestabilidad dimensional.

Se debe tener especial cuidado en el momento del llenado y compactación de las zanjas de anclaje para evitar el daño de la Geomembrana. Es importantísimo tenerse en cuenta que la profundidad de la zanja de anclaje es dependiente de factores tales como: relación del talud e inclinación y longitud del talud. No es aconsejable taludes superiores a 20 m en estos casos se deben hacer dos zanjas; es decir una zanja de anclaje cada 20 m.

Para descargar el material puede utilizarse un montacargas, grúa, retroexcavadora, cargador u otro equipo posibilitado para tal fin. Si el área a recubrir del relleno sanitario no ha sido preparada para iniciar los trabajos, se debe tener un sitio seguro para el almacenamiento de los materiales. Una vez se tenga el terreno listo se acomodarán los rollos de Geomembrana en el sitio de trabajo con el equipo ya mencionado para tal fin.

INSTALACIÓN DE GEOMEMBRANA

Para realizar una correcta instalación deben realizarse el siguiente proceso:

La Geomembrana se extiende sobre la superficie preparada de tal manera que se asegure el mínimo de manejo.

En la medida de lo posible, ningún equipo o herramienta dañará la Geomembrana al cargarse, descargarse o extenderse. Todo elemento que se considere agresivo para la actividad estará debidamente protegido para evitar daños.

Debe evitarse que el personal que trabaje sobre la Geomembrana fume, usar zapatos que puedan dañarla, o realizar actividades que puedan ocasionar daños a la Geomembrana.

El equipo empleado para la carga y descarga de la Geomembrana no debe afectar la calidad del material.

relleno sanitario

Como medida de seguridad, se debe contar con un sistema de lastre por ejemplo, sacos con tierra o arena, para evitar que la Geomembrana se mueva durante el proceso de desenvolvimiento por acción de viento.

Ningún tipo de vehículo podrá moverse sobre la Geomembrana.

Una vez instalada la Geomembrana se realiza una inspección visual a la zona cubierta para localizar daños, tales como punzonamientos o rasgaduras) con el fin de identificarlos y repararlos posteriormente.

Las uniones de la Geomembrana se deben efectuar lo más pronto posible después de la instalación.

Cuando se va a instalar geomembranas en los taludes, como precaución, estos no deben ser mayores 20 m y deben tener la suficiente holgura y anclarse en una zanja provisional.

Es importante tener en cuenta que entre más perpendicular sea el talud mayor profundidad debe tener la zanja de anclaje; un talud bien conformado como máximo debe tener una relación 1:1, es preferible una relación de 1:2 siendo en este caso que se puede disminuir el fondo.

La extensión de la Geomembrana debe estar de acuerdo con las condiciones climáticas, dirección del viento, calidad de la superficie, acceso al sitio y cronograma de instalación. Si el clima es adverso, no debe extenderse la Geomembrana.

En lo posible los traslapos entre los rollos de Geomembrana se harán en el sentido de la dirección del viento para minimizar los efectos del viento en los bordes.

La extensión de la Geomembrana no debe realizarse durante lluvia o en presencia de viento excesivo y evitar algún accidente.

TERMOFUSIÓN DE LA GEOMEMBRANA

La Termofusión de la Geomembrana consiste en unir dos rollos utilizando métodos térmicos, considerando lo siguiente:

Orientación de las uniones: Generalmente las uniones deben orientarse en dirección de la pendiente del talud, y no en dirección perpendicular a la pendiente del talud. Cuando se presentan formas irregulares se deben localizar de tal forma que se minimice la cantidad de uniones a realizar.

Equipos para realizar las uniones: Los métodos aprobados para efectuar las uniones y reparaciones son a través de procesos térmicos, ya sea soldadura por extrusión y por fusión; todo el equipo de fusión debe tener indicadores de temperatura y velocidad para efectuar las mediciones y calibraciones.

El principio de sellado térmico consiste en calentar las dos superficies a ser unidas de tal manera que logren ablandar las superficies y posteriormente mediante presión se unan íntimamente.

Unión por fusión: este proceso debe ser usado para unir paneles o rollos y no es usado para realizar parches o trabajos detallados. El equipo a emplear es una termofusionadora de cuña caliente equipada con rodillos de canal que permiten realizar posteriormente la prueba de presión de aire. En este tipo de sellado las dos caras de la Geomembrana tocan íntimamente una cuña caliente.

El calor presente en ambas caras de las superficies a unir hace que estas se fundan por presión posterior al calentamiento. Se usan rodillos metálicos o de caucho con un canal para verificar posteriormente la calidad de la termofusión.

Los rodillos se utilizan para aplicar presión a las caras en contacto, y deben ser inspeccionados periódicamente para verificar que no presenten defectos y se reflejen en la calidad del sellado de la Geomembrana.

El equipo de termofusión de cuña caliente debe estar calibrado y debe tener indicadores y controladores de temperatura y velocidad para ajustar a las características de la Geomembrana en cuanto a resina, espesor y densidad, de acuerdo con las características del clima y ambiente, (temperatura ambiente, viento, presencia de nubes y rendimiento de avance del trabajo).

En los registros para los ensayos destructivos debe aparecer la temperatura y velocidad de avance del equipo utilizado en el sellado.

Es importante que el técnico operador del equipo observe constantemente el funcionamiento del equipo especialmente en los controles de velocidad y temperatura para realizar ajustes por cuanto pueden presentarse variaciones en las condiciones ambientales, así, diariamente, se calibrará el equipo de acuerdo con las condiciones climáticas al momento de iniciar labores y también se revisará la calibración si ocurren cambios en el clima.

relleno sanitario

Unión por Extrusión: Este proceso se utiliza principalmente para efectuar reparaciones, parcheo y detalles constructivos especiales. También para unir Geomembrana nueva con otra previamente instalada, y en lugares donde la franja no es suficiente para realizar unión por fusión, explicado anteriormente.

El equipo de extrusión debe tener indicadores y controladores de temperatura para verificar y calibrar de acuerdo con las condiciones específicas de la obra.

Nunca se utiliza una extrusora con cordón de extrusión para hacer una instalación de geomembranas en rollos, para tal fin existe la “TERMOFUSIONADORA”.

REPARACIONES DE GEOMEMBRANA EN UNIONES

El técnico de sellado debe verificar antes de soldar la Geomembrana, que el área de unión esté libre de suciedad, polvo, grasa o cualquier otro elemento que impida una correcta unión entre los materiales.

La Geomembrana se debe traslapar aproximadamente entre 10 y 15 cm, al momento que se vaya a iniciar la unión.

Adicionalmente durante el proceso de limpieza se revisara la Geomembrana para detectar áreas defectuosas para ser reparadas previo a la iniciación de la termofusión. La unión debe realizarse sobre una superficie limpia y estable, sin presencia de abolladuras, piedras o terrenos muy blandos. Si esta condición no se cumple se debe reparar el terreno para obtener una calidad adecuada de la instalación.

En caso de que en algún lugar la Geomembrana presente defectos se podrá reparar utilizando uno de los siguientes procedimientos:

Parcheo: Recomendado para reparar orificios grandes y sitios donde se hayan realizado pruebas, se logra colocando una pieza de geomembrana redondeada, fijada con cordón de extrusión.
Refuerzo de sellado y extrusión: Consiste en realizar un sellado de refuerzo en toda la longitud usando el proceso de extrusión.

Todas las reparaciones se efectuarán con el proceso de extrusión, y se preparará la superficie empleando pulidora previo al inicio del proceso de reparación.

Forrado de tubería
Si existiera algún paso de tubería a través de la Geomembrana, ésta se corta circularmente para que no haya propagación de rasgado, y se construye una bota para la tubería, de acuerdo con el diámetro de la misma. Se recomiendan cortes en la Geomembrana del mismo tamaño del tubo o menor, para optimizar el acople. La bota de la tubería debe ser construida en el mismo material especificado para el proyecto.