A pesar de lo que muchos adultos piensan, los niños son en realidad muy inteligentes, aprenden más rápido que los adultos y retienen sus aprendizajes y recuerdos de manera sorprendente. Por eso, es necesario desde hoy mismo llevarlos por el camino correcto. Enseñar la sustentabilidad a los pequeños hoy puede hacer la diferencia entre un mundo abastecido o uno carente, el día de mañana.

Reflexionemos en esto: los niños actuales serán los futuros empresarios, padres y madres, profesores, políticos, líderes del mundo. Así como lo lees. El niño que hoy mismo se encuentra en tu casa, desordenando sus bloques de construcción estará pronto construyendo rascacielos. La chica que ayer hizo un berrinche porque no le permitiste jugar en el lodo, será después la activista más respetada en cinco continentes. Es sólo una idea. En realidad pueden hacer mucho más. Así que ¿por qué iniciar el cambio desde ahora para poder asegurarnos de que ellos y las generaciones próximas puedan disfrutar también?

Es cierto que no es sencillo. Si hubiese sido así, quizá nosotros, la generación actual de adultos de hoy, tuviéramos una visión distinta de nuestro planeta. Claro que, en aquel entonces, el cuidar el medio no era una preocupación porque aún no se llegaban a niveles alarmantes de catástrofes naturales o escasez de recursos. La humanidad esperó dos mil años (al menos) para poner manos a la obra.

Pongamos un ejemplo. Si tú estás observando que desde hace varios días una gotera en el grifo de tu lavabo no deja de caer…¿esperarías a que esta fuga se acrecentara? Probablemente si después de un par de días ésta no cesa, llamarías a un fontanero para que arreglara la fuga. ¿Cierto? ¡Pues muchas personas no lo hacen! Si eres una de ellas, lamentamos decirte que eres del porcentaje de la sociedad que no previene sino que actúa de acuerdo a los daños ya causados.

La sustentabilidad trabaja de la manera contraria. Es una forma directa de adelantarse a daños o riesgos. Es la forma de garantizar que los hijos de nuestros hijos tendrán un planeta bello y completo. Así, de entrada, es como se debe entender la sustentabilidad. En términos sencillos, cualquiera, no sólo los niños sino personas que nunca han escuchado el término o no están familiarizados con estos temas, pueden comprender. Ese es el reto de los adultos, sobre todo los profesores y líderes comunitarios, de explicar para compartir conocimiento.

Recordemos que los niños tienen una cualidad de aprendizaje que no dificulta absorber información de todos lados. Su mente está abierta y receptiva a datos. Así que hay que aprovechar eso. Lo que entre en sus cabezas durante la infancia repercutirá en su vida adulta, y también lo que guarden en su corazón. Los recuerdos y memorias de experiencias empíricas son especialmente influyentes también. ¿Por qué en México no se tiene una cultura de lectura? Porque cuando éramos pequeños, nos obligaban a leer libros aburridos en lugar de motivarnos con libros interesantes. Asimismo es que sucede por lo general con las cosas que realmente importan.

Estamos yendo hacia un hoyo negro donde todo se está perdiendo y no debe ser así. El enseñar los valores, el respeto a los demás, el trabajo en equipo, el arduo empeño, el no rendirse jamás, el cuidar del ambiente, el realizar actividades y tomar decisiones pensando en el bien común, debe ser prioridad hoy en día. Por eso, si eres profesor, padre o madre de familia, tienes la obligación de guiar por el sendero correcto a tus hijos y alumnos.

Con juegos, herramientas tecnológicas como audiovisuales, el internet y las aplicaciones, con ejemplos de la vida cotidiana de uno mismo y el alrededor, con excursiones, actividades físicas, proyectos sociables, con cualquier cosa que se te ocurra que puede entretenerlos y a la vez enseñarles, puedes comenzar. Recuerda que la teoría no es tan interesante como la práctica para los niños. Sí, necesitan las bases, pero no pases cada clase o momento dando una lección de vida porque la olvidarán. En cambio, permite que ellos mismos experimenten esas lecciones, que las vean, que las palpen. Si además de ello los involucras al incitarlos a proponer soluciones y proyectos, no sólo estarán aprendiendo, sino que estarán comenzando el cambio desde ahora, estarán siendo partícipes de acciones concretas que benefician al planeta.

Si necesitas información, artículos, o detalles sobre todo este tema, te invitamos a que leas nuestro blog. Allí tenemos muchos textos que seguramente te ayudarán a dar la pauta para que los pequeños comiencen su aprendizaje de sustentabilidad. Los temas varían, así que puedes tener un rango amplio de selección. Pero no sólo eso, adéntrate a las soluciones integrales que nosotros en Geosai ponemos a disposición del público en general para que conozcas la manera en que actuamos, en beneficio tanto de las personas como del ambiente, preservando los ecosistemas y a la vez obteniendo los recursos que permiten a la sociedad vivir más cómodamente.

Si te interesa obtener detalles de nuestros productos y servicios, comunícate con nosotros, sin compromiso alguno, ya sea por medio de nuestros teléfonos, por medio de nuestro correo electrónico o bien, acudiendo directamente a nuestras oficinas en Tlalpan, Ciudad de México. Estaremos más que dispuestos a contribuir con tus proyectos como con la formación de los nuevos líderes de México y el mundo.

¡No olvides, sobre todo, predicar con el ejemplo, porque es la manera más práctica de que el efecto se esparza!

Posts recientes