Piletas y fosas

Aunque las geomembranas pueden presentar mediante un sistema de prueba y error un 100% de impermeabilidad en aplicaciones para agua o soluciones no peligrosas, es muy probable que una única capa de membrana presente fugas si es utilizado como medio único o principal de contención para un líquido peligroso.

Uno de los diseños con los que se han obtenido los mejores resultados es la colocación de un sistema doble de membranas de 1.5mm con una geored intermedia. La geored en este caso juega un papel muy importante pues no permite que la presión hidráulica de una posible fuga, pase directamente al substrato. En este caso, la fuga debe de fluir hacia un cárcamo en donde pueda ser detectada y extraída. Como el flujo laminar en la segunda capa de geomembrana carece de una presión hidrostática considerable, es muy probable que este flujo no escape de la segunda membrana.

El objetivo primordial es evitar que pérdidas de sustancias peligrosas almacenadas, ya sea debido a fugas, derrames (sobrellenados, caídas de recipientes) o roturas de recipientes, lleguen a fuentes de agua naturales y suelos por lo que un contenedor secundario será primordial para ayudar a prevenirlo.

Un contenedor secundario es un sistema de almacenamiento de emergencia temporal, diseñado para retener pérdidas o derrames de tanques que contienen sustancias peligrosas.

¿QUÉ PRODUCTOS PUEDO UTILIZAR
PARA PILETAS Y FOSAS ?

¿QUÉ PRODUCTOS

PUEDO UTILIZAR

PARA

PILETAS Y FOSAS ?